Día del Agricultor

¿Qué pasaría si en nuestro país no existieran los agricultores? Probablemente no tendríamos que comer, no disfrutaríamos de las frutas, verduras y granos básicos necesarios para subsistir.

En honor a estos grandes hombres y mujeres que trabajan la tierra es que cada 15 de mayo celebramos el Día del Agricultor Costarricense, así se declaró por medio de la Ley 4096, del 11 de mayo de 1968.

El objetivo principal de esta celebración es hacer un justo y merecido reconocimiento a los trabajadores del campo, quienes con su trabajo arduo de todos los días, producen los alimentos que Costa Rica necesita para alimentar a su población.

 

Además, algunas de las cosechas producidas se convierten en una forma de economía para el país y para los agricultores, pues algunos se exportan a diferentes países del mundo.

 

Es por ello que el programa educativo "Vivamos la Guanacastequidad" también quiere realzar la fecunda labor de estos hombres y mujeres tesoneros que con su trabajo han hecho crecer a nuestra provincia.

 

Desde la zona alta allá en Tilarán con sus cultivos hasta nuestra querida Península de Nicoya donde la guayaba y la papaya rebosan, un abrazo fraternal a nuestros agricultores y una invitación a nuestros niños y jóvenes guanacastecos para que valoren y se interesen por esta gran labor

 

 

{fshare}

indigenas

En 1502 los españoles llegaron al territorio que hoy corresponde a Costa Rica. El proceso de conquista duró más de 50 años, debido entre otras razones, a la falta de interés de las autoridades españolas, que estaban explotando recursos en otras zonas y a las dificultades que representaban ciertas condiciones naturales tales como las montañas, los ríos, y las selvas, características de estos territorios. Sin embargo, la disminución de la población indígena y de los recursos naturales en Nicaragua, así como el temor a que la audiencia de Panamá expandiera su dominio hacia Costa Rica, impulsaron las campañas de conquista de estas tierras.

11 abril 1856El 11 de abril de abril de 1856 en la Ciudad de Rivas , Nicaragua , se llevó a cabo una batalla que acabaría con los intentos del filibustero norteamericano William Walker de apoderarse y esclavizar a las 5 naciones centroamericanas , ese acto heroico costaría la vida de muchos humildes costarricenses que ofrendarían su vida por salvaguardar la libertad y el futuro de toda Centroamérica , debemos recobrar nuestra memoria histórica aquella que nos permite enlazar los hechos del pasado con el presente solo de esta manera podemos seguir recogiendo la antorcha del soldado Juan , la responsabilidad de los docentes de activar esa memoria histórica e infundir en nuestros estudiantes el patriotismo y el amor por esta tierra y por los más altos valores que han caracterizado a sus habitantes es un deber que va más allá de en importancia que cualquier otro tema , se ofrece a estudiantes y profesores una síntesis de aquella página gloriosa de nuestra historia , escrita con valor , sacrificio y amor por nuestros antepasados , recojamos esa herencia todos , esperamos que este material llegue a todas las instituciones de Guanacaste , a sus docentes y estudiantes y que sirva como un medio didáctico , que cada docente utilice su creatividad , espontaneidad y sobre todo ponga por delante el compromiso como la educación de nuestros niños y jóvenes estudiantes

Puede Descargar el documento completo en el siguiente enlace